El ABC de la colocación del adoquín - SUPERBLOCK S.A. DE C.V.

Página principal
Sobre nosotros
Blocks para construcción
Blocks decorativos
Viga y bovedilla
Pavimentos
Accesorios para jardín
Vaya al Contenido

El ABC de la colocación del adoquín

INFORMACIÓN DE INTERÉS
EL ABC DE LA COLOCACIÓN DEL ADOQUÍN
PASO 1. PLANIFICACIÓN
Como primer paso se debe realizar una inspección en el área donde se construirá el pavimento de adoquín de concreto, delimitándose su forma y detectando oportunamente las zonas donde ya se localizan obras de infraestructura subterráneas (líneas de conducción de agua, gas, electricidad o de los oleoductos) y/o construcciones aledañas que son susceptibles a sufrir algún daño durante la compactación del pavimento, ya que en función de ello se seleccionan el tipo de maquinaria y los equipos, así como la logística de construcción a seguir.
PASO 2. PREPARACIÓN DEL SITIO SUBRASANTE
La función principal de la subrasante es la de proporcionar una plataforma de trabajo firme (normalmente de 30 cm. de espesor) sobre la cual la sub-base y/o la base puedan ser compactadas adecuadamente. En este sentido, la subrasante se debe mantener seca y bien drenada, procurando que el nivel freático se mantenga por debajo del terreno, que esté libre de materia orgánica y otros contaminantes, al nivel indicado en el proyecto y compactada conforme a la capacidad portante requerida.

Además se debe procurar que la superficie sea lo más homogénea posible y/o esté tratada conforme a las características necesarias de estabilidad del suelo que permita el buen extendido y compactación de la sub-base.
PASO 3. EXTENDIDO Y COMPACTACIÓN DE LA SUB-BASE
Una vez que ha quedado lista la subrasante (nivelada, compactada, limpia y seca) se procede con la extensión de la sub-base. En este proceso se debe evitar que ocurra una segregación y/o contaminación de los materiales durante su transporte, vertido y extensión. Así mismo, se debe procurar que los materiales estén convenientemente estabilizados, que se extiendan en capas cuyo espesor final después de haber sido compactadas (95% Proctor modificado) esté entre 10 y 15 cm, y que además no diste en más de 1/5 del espesor previsto en los planos del proyecto.
PASO 4. EXTENDIDO Y COMPACTADO DE LA BASE
Justo después de terminada la sub-base, se procede a extender la base, por lo general siguiendo el mismo procedimiento que para la sub-base, con la particularidad de que el espesor de la base es del orden de 10 cm.,con un grado de compactación mayor (98%Proctor modificado), no debiendo distar más de 10mm. respecto a los niveles establecidos en el proyecto, y de que la base deberá de someterse al sellado con alguna emulsión bituminoso, de forma que con ello se eviten los daños que causan las filtraciones de agua durantes las primeras lluvias.
En general, la preparación de la sub-base y base de los pavimentos de adoquines de concreto se realiza de la misma forma que para los pavimentos flexibles. Su objetivo es absorber las cargas y transmitirlas uniformemente al terreno donde se desplantan.
PASO 5. EJECUCIÓN DE LOS BORDES DE CONFINAMIENTO
Antes de proceder a instalar los primeros adoquines debe de construirse un elemento denominado "borde de confinamiento", cuya función consiste precisamente en contener los empujes laterales que se producen en la superficie del pavimento, evitando con ello el desplazamiento de los adoquines, la apertura de sus juntas, la probable dispersión de la cama de arena y por ende, la pérdida de la trabazón mecánica entre ellos y consecuente colapso progresivo del sistema de pavimento.
PASO 6. EXTENDIDO Y NIVELACIÓN DE LA CAMA DE ARENA
Después del borde de confinamiento, la cama de arena constituye el elemento que más influye en el comportamiento futuro del pavimento, pues sobre ella se colocan los adoquines.

Durante el proceso de extendido de la arena se deben tener presente varios factores: primeramente se debe controlar la humedad de la arena, al término de la compactación se encuentre en rangos del 6 al 8%, es decir parcialmente saturada, y en segundo lugar se debe tener cuidado de no tratar de cubrir áreas muy grandes, de modo que la cantidad de arena es propensa a los cambios de humedad al quedar a la interperie.
En el proceso de nivelación se puede echar mano de una regla de nivelación con guías longitudinales y una vez que ha quedado nivelada la cama de arena, ésta no debe pisarse.
PASO 7. COLOCACIÓN DE LOS ADOQUINES
En general, son varias recomendaciones que se pueden citar respecto a la forma de iniciar a colocar los primeros adoquines; por una parte, cuando la superficie apavimentar tiene alguna inclinación, es preferible iniciar a partir del punto más bajo y continuar pendiente arriba, así en todos los casos se debe procurar tener organizadas las tareas de obra, cuidando que los adoquines estén situados lo más cerca posible, minimizando así las maniobras innecesarias que propician bajos rendimientos sobre todo en los modelos de aparejo más detallados.

Cada uno de los adoquines deberá de colocarse con cuidado, limpio y en seco, sin ningún tipo de cementante entre sus juntas (3mm. aprox.), previamente nivelado de 1 a 1.5 cm sobre la cota indicada en el proyecto antes de compactar y sellar sus juntas, siguiendo un patrón de construcción que garantice su fácil colocación sin afectar a los adoquines contiguos ya instalados.
Se recomienda usar una línea recta paralela al borde del confinamiento, tal que la presencia de huecos causados por las irregularidades o ajustes necesarios entre los adoquines previamente cortados y en caso contrario con mezclas de mortero o concreto.
Durante el proceso de colocación de los adoquines se deberá procurar que el avance se realice a partir del pavimento ya instalado, cuidando de no someter al pavimento a cargas superiores al peso del instalador y su herramienta, y bajo ninguna circunstancia debe pisarse la cama de arena ya nivelada.
Al someter al pavimento a cargas de tráfico (personas o vehículos) antes de llevar a cabo la compactación y sellado de sus juntas, propicia deformaciones y astillamiento de los adoquines.
PASO 8. VIBRADO Y COMPACTACIÓN DEL PAVIMENTO.
Una vez que los adoquines han sido colocados en un área específica, ya sea para facilitar las maniobras de tráfico durante el proceso de construcción, más aún cuando se requiere suspender el trabajo o el termino de la jornada laboral, es necesario compactar el pavimento, bien sea con una plancha vibradora o rodillo vibrador, pues no es recomendable dejar grandes áreas de pavimento sin compactar, ya que esto propiciaría la deformación del pavimento por el paso del tráfico de los operadores naturales ejecutores de la obra (carretillas, personal,vehículos y equipos estacionarios).
Durante el proceso de compactación y vibrado del pavimento, se deben tener muy en cuenta varios factores entre ellos: la superficie del pavimento y de la placa o rodillo vibrador deben estar limpias y secas, y en general el trabajo se debe aplicar en dos ciclos: en el primero se compactan los adoquines en la cama de arena con las juntas parcialmente rellenas de arena y posteriormente se lleva a cabo el segundo ciclo (definitivo) una vez que las juntas se encuentran completamente rellenas de arena.

Cuando se requiera compactar superficies inclinadas, se recomienda que ésta se realice en el sentido transversal de la pendiente y en sentido ascendente. Cabe señalar que independientemente del equipo vibratorio seleccionado para efectuar la compactación (placa o rodillo), éste debe vibrar uniformemente para evitar los daños a la estética de los adoquines.
PASO 9. SELLADO DE LAS JUNTAS
Al término del primer ciclo de compactación, el cual se realizó con las juntas parcialmente rellenas de arena, se procede a completar el sellado final de las juntas entre adoquines; para ello se extiende sobre la superficie del pavimento una ligera capa de arena fina y seca, y mediante el empleo de una escoba o cepillo se efectúa un barrido tal que la arena penetre perfectamente entre los adoquines, al mismo tiempo se va realizando la segunda compactación (definitiva).

El procedimiento de sellado es gradual, y requiere la apreciación visual por parte del operador del equipo vibratorio y por consiguiente, de varios ciclos de llenado y compactación, por lo que la limpieza de la superficie jamás se realiza inmediatamente después del primer vertido y compactación, sino hasta una vez terminados todos los trabajos, en donde la arena sobrante se retira mediante un barrido seco.
Es importante señalar que el sellado de las juntas es un medio a través del cual se garantiza el buen comportamiento estructural del pavimento, ya que logra integrar el conjunto de los adoquines para soportar la totalidad de las cargas.
PASO 10. LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO
Se debe reconocer que un pavimento de adoquines de concreto bien instalado proporcionará una excelente superficie para el tráfico peatonal y de rodado durante un prolongado número de años. Sin embargo, siempre está expuesto a acumulación de suciedad, manchas por vertido de líquidos, y al desgaste, en cuyo caso requerirá de limpieza y mantenimiento, con costos relativamente bajos.

En ocasiones el mantenimiento es de tipo estético, como el necesario para retirar las manchas comunes de las vías urbanas, entre ellas: goma de mascar, morteros, aceites o grasas, rodadas de neumáticos, sangre, grasas de comida, etc. La mayoría de las cuales se pueden limpiar mediante el uso de detergentes comerciales, mezclas alcohol, disolventes o talcos con agua caliente y echando mano de espátulas, cepillos y trapos para frotar la superficie.
Sin embargo, en algunos otros casos el mantenimiento es de tipo estructural, donde se requiere reemplazar uno o varios adoquines de alguna zona de pavimento fallada, normalmente para corregir asentamientos, debidos más bien a fallas en la sub-base, que por los propios adoquines.
©2019 SUPERBLOCK S.A. DE C.V. Derechos reservados.
SUCURSAL MATRIZ
Carr. a Navolato Km.7 S/N
Col. Bachigualato C.P.80140
Culiacán, Sinaloa, México.
TEL. (667) 760-10-30

HORARIO DE ATENCIÓN
Lunes a Viernes de 8:00a.m. - 18:00p.m.
Sábados de 8:00a.m. - 14:00p.m.
Regreso al contenido